Utiliza el pensamiento para controlar tus emociones

Tener emociones intensas en una situación de peligro, amenaza o frustración suelen causar estados muy desagradables en la persona; por ello, te brindamos la técnica del pensamiento para lograr controlarlas:

  • Analiza ante una situación problemática qué sentimientos tienes: ¿Odio? ¿Tristeza? ¿Culpabilidad? ¿Hostilidad? ¿Fracaso?
  • Una vez identificados, pregúntate:  ¿Cómo actúa tu pensamiento ante ellos?  ¿Se deja llevar o busca reprimirlos? Generalmente las personas explotan ante un hecho incómodo; sin embargo, lo saludable es darle vuelta y convertirlos en sentimientos positivos.


  • Es ahí cuando debes aplicar la técnica del pensamiento para el control emocional. Esta suele tener un postulado muy sencillo; pero de difícil aplicar: “piensa en positivo”.
  • Cuando sientas que vas a explotar, di en tu mente: ¡Basta! ¡Puedo controlarlo! Luego, respira y aléjate del estímulo que genera tus pensamientos negativos. Por ejemplo, si has tenido un altercado con tu pareja o en el trabajo, sal a comprar a la tienda o ten un corto paseo por las calles, poco a poco lograrás lograr el control emocional.
  • También es importante ante los conflictos olvidar las frases lo hace a propósito, soy un desastre, todo va a salir mal, esto no es para mí; ya que, solo te hacen vulnerable ante los demás y ante tu concepto de persona.

Compartir este artículo