Una mala dieta también aumenta el riego de cáncer

Un estudio de la Universidad de Oxford (Reino Unido) ha determinado que el 25% de casos de personas con cáncer es atribuido a una mala dieta.

Los investigadores afirmaron que el 5% de los casos de cáncer podrían evitarse si las personas no fuesen obesas. El mal hábito alimenticio y la obesidad incrementa el riesgo de padecer cáncer de mama, intestino, útero y riñón.


A este estudio se suma la advertencia que realizaron los médicos en cáncer gastrointestinal de Nueva Orleans (Estados Unidos). Ellos afirmaron que el consumo abusivo de bebidas gaseosas, que suele ser el acompañante ideal de una mala dieta, aumenta el riesgo de cáncer esofágico.

A tener cuidado con las llamadas "dietas a medias". En vez de ayudarnos a mejorar la salud, solo alteran nuestro organismo causando, en su defecto, enfermedades como el  cáncer.

Compartir este artículo