Tras un cáncer de seno, practica yoga

Las secuelas de padecer cáncer de seno podrían afectar la calidad de vida de las personas. Por ello, los médicos recomiendan como una alternativa de tratamiento la práctica del yoga.

El yoga te ayuda a controlar tu mente y cuerpo. A través de las posturas y las técnicas de relajación podrás vencer al cansancio, el estrés y la apatía, manifestaciones propias de la enfermedad.




“Al no existir un tratamiento médico aprobado para combatir la fatiga, el yoga se vuelve una opción muy adecuada”- comentó Julienne E. Bower, catedrática de la Universidad de California, en Los Ángeles.

Por su parte, la doctora Jane Armer, de la Escuela de Enfermería Sinclair, considera al yoga como una disciplina que ayuda a revertir la sensación de dependencia que transmite el diagnóstico y el tratamiento del cáncer; pues el paciente logra tener un mejor control de sí mismo.

Fuente: Salud Univisión

Compartir este artículo