Tips para retrasar el envejecimiento

El envejecimiento es un elemento inevitable de la condición humana, y empieza desde el momento del nacimiento, aún cuando se está en pleno desarrollo. Si bien el envejecimiento no puede ser detenido, es posible retrasarlo, siguiendo un estilo de vida saludable y algunos tratamientos y recomendaciones.

Aliméntate bien, consumiendo frutas y verduras, hortalizas, carnes blancas, pescado y frutos secos. El ejercicio también es muy importante, practícalo al menos tres veces por semana, 30 minutos por sesión. Puedes salir a caminar o a correr, hacer aeróbicos o inscribirte en un gimnasio.


Recuerda también beber mucha agua, puedes consumir de 1.5 a 2 litros al día. Evita el alcohol y el cigarrillo. Incluye en tu dieta antioxidantes y grasas buenas como el Omega 3 que se puede encontrar en el aceite de oliva y en algunos pescados. Apártate de la comida chatarra y de los snacks artificiales.

Por otro lado, trata en lo posible de evitar el estrés y mantente saludable emocionalmente. Practicar ejercicios de relajación durante unos minutos al día te ayudará a mantener tu mente en forma.

Compartir este artículo