Sidra antiaging

Además de ser una bebida agradable, la sidra destaca por las funciones terapéuticas que ejerce sobre la piel. Este innovador tratamiento consiste en la aplicación de sidra y manzana con fines cosméticos.

La sidroterapia es considerada una técnica desintoxicante de alto poder depurativo, así como un importante regulador celular. Por tal motivo, es aplicada en muchos spas como parte de tratamientos antiaging para la piel.




La presencia de propiedades terapéuticas de la sidra se debe a que ésta contiene altas dosis de polifenoles, una sustancia que dota a nuestra piel de mayor elasticidad e hidratación. Igualmente, la manzana es rica ácido elágico, un potente inhibidor de las células cancerígenas.

Este tratamiento se aplica sobre la espalda del paciente, mediante masajes relajantes, combinando la sidra con aceites esenciales o cremas que el terapeuta considere recomendables para potenciar su acción regenerativa. Para lograr mejores resultados, es conveniente seguir su práctica semanalmente.


Compartir este artículo