Riesgos del yo – yo exercising

Empezar una rutina de entrenamiento, abandonándola abruptamente, es lo que se conoce como el yo – yo exercising. Este fenómeno es similar al efecto rebote de las dietas, en el que abandonarlas puede ser peor a nunca iniciarlas.

Al mantenernos en forma, nos encontramos llenos de energía y acostumbrados a la actividad física; lamentablemente cuesta más ganar energía que perderla.




El sedentarismo, combinado con una mala alimentación es la formula segura para perder flexibilidad y fuerza en poco tiempo. Si suspendes tu entrenamiento y decides retomarlo, deberás empezar desde el principio, hasta que tu cuerpo nuevamente se acostumbre.

Sin embargo, existe aún otro inconveniente. Cuando interrumpimos nuestra rutina de entrenamiento constantemente, provocamos un desorden metabólico en nuestro cuerpo, de manera que empezamos a acumular más grasa y nos agotamos con mayor facilidad al momento de ponernos en actividad.

Si por algún motivo no puedes continuar con tu rutina de entrenamiento normal durante unos días,  mantén la actividad muscular realizando estiramientos o flexiones donde más te sea conveniente.

Compartir este artículo