Ponte las pilas con una taza de café para afrontar un nuevo día

No hay nada mejor que encarar un nuevo día con una buena sesión de ejercicio, que nos recargue las pilas para volcar todo nuestro empeño e ilusión en los desafíos que nuestro trabajo y vida personal nos ponen delante.

El ejercicio físico nos ayuda a reactivar nuestro cuerpo, a despertar sus músculos y poner en marcha nuestro intelecto. Es como un potente carburante que activa los pistones del organismo para que trabajen al máximo nivel.




Pero hay veces, y seguro que sabes de lo que hablamos, que resulta más difícil atarse las zapatillas y salir a entrenar o realizar un poco de ejercicio en casa antes de ir al trabajo. Y es que todos los días no podemos estar al 100 por 100 de nuestras capacidades. Despertar a nuestros hijos, vestirles y darles el desayuno, llevarles al cole o preparar nuestra agenda del día son actividades que, sumadas a todo el cansancio acumulado el día anterior, nos quitan mucha energía.

Por eso, un aporte extra de energía nos puede venir muy bien para despejarnos y eliminar de golpe el cansancio que nos hace arrancar poco a poco. Y este aporte nos lo puede dar el café. Una buena tacita de café recién hecho nos dará la energía necesaria para calentar nuestro cuerpo con esa sesión matutina de ejercicio que tan bien nos sienta.

Así que ya lo sabes: duerme bien, tómate un café por las mañanas, haz ejercicio, ¡y a por todas en este nuevo día que tienes por delante!

Compartir este artículo