¿Qué hacer ante un calambre?

Generalmente la mala práctica de un ejercicio o el mal calentamiento causan los temidos calambres. Te ayudamos a  tratarlos con estos consejitos:

  • Ante un calambre,  interrumpe el ejercicio o deporte que estabas realizando.
  • Masajea suavemente el músculo y da apretones en las zonas de dolor.


  • Luego, trata de estirar el músculo. Si es necesario, ayúdate con las manos.
  • Ahora relajarlo un instante, y sigue estirándolo.
  • Cuando sientas que el calambre ha pasado, ponte en movimiento con suavidad.
  • Evita que el músculo afectado trabaje; ya que, ante un movimiento brusco puede volver el malestar.  Y si gustas, refresca la zona adolorida con agua fría.

Compartir este artículo