Propiedades de la espirulina

La espirulina es un alga de color azul verdosa, que ha sido utilizada como alimento desde tiempos antiguos por culturas como la azteca y tribus africanas.  Contiene muchos nutrientes distintos que lo hacen ideal como suplemento alimenticio y como elemento importante para bajar de peso.

Es fácil de digerir y aporta aminoácidos esenciales, ácidos grasos poli insaturados, vitaminas, minerales y oligoelementos. Gracias a esto, la espirulina es un excelente suplemento alimenticio. Asimismo, contiene hierro de fácil asimilación, por lo que es recomendable para prevenir la anemia.


La espirulina también posee un alto contenido energético, por lo que tiene un mayor valor para la alimentación diaria y para combatir el estrés. Es un desintoxicante ideal para eliminar toxinas ingeridas en otros alimentos o producidas por el propio organismo, así como los elementos que causan efectos secundarios negativos en medicamentos.

Por otro lado, la espirulina actúa como regulador del apetito, evitando las punzadas de hambre gracias a la acción de la fenilalanina, aminoácido que influye en el centro regulador del apetito del cerebro. Asimismo, produce una sensación de llenura debido a que es capaz de recubrir las paredes del estómago. Incluso se estudia su capacidad de prevenir la flacidez causada por dietas en las que se baja de peso bruscamente.

Compartir este artículo