Principios de la medicina tradicional china

La medicina china tradicional está basada en tres grandes pilares: la fitoterapia, la acupuntura y las terapias manuales. A diferencia de la medicina occidental, que se concentra en la curación de enfermedades; la medicina china cree en el equilibrio de la energía en el cuerpo como factor principal para mantener una buena salud.

La fitoterapia o herbolaria es el uso de plantas con fines medicinales y terapéuticos. La civilización china fue una de las mas antiguas en practicar esta disciplina, y escribieron un libro sobre el tema en el año 2700 a.C. Cada receta es elaborada a base de varias hierbas, preparadas en función de cada paciente; aunque también hay una variante de remedios estandarizados.



La acupuntura consiste en la inserción y colocación de agujas en el cuerpo para restaurar la salud del paciente. Con la acupuntura se busca restaurar la comunicación y el equilibrio entre los órganos vitales de la persona. Actualmente, la acupuntura es promovida por sus partidarios para tratar enfermedades como la hernia discal, alergias, inflamaciones y procesos gripales, además de utilizarse como analgésico.

Por otro lado, fueron los chinos quienes descubrieron la manipulación visceral (que consiste en masajes leves para fomentar la autocuración muscular). Esta terapia es similar a la acupuntura en el hecho de que puede provocar un movimiento necesario para el correcto funcionamiento de un órgano, y su comunicación con los demás órganos del cuerpo.

La medicina china tiene mas de 5000 años de antiguedad, y ha ido mejorando con el tiempo. Actualmemte, la Organización Mundial de la Salud promueve prácticas como la acupuntura como método de medicina alternativa; y existe un debate para tratar de probar la validez de sus principios según el modelo de medicina occidental.

Compartir este artículo