Practica ejercicio con moderación para prevenir infartos

Es sabido que el ejercicio físico ayuda a prevenir enfermedades al corazón y a mantener la figura. Sin embargo, el exceso de ejercicio intenso puede también causar infartos en personas que no están preparadas para soportarlo, aunque las probabilidades son bastante bajas. Se realizó un estudio con 390 personas que sufrieron infartos para determinar las causas.

De ellos, 27 personas estaban realizando actividad física intensa o levantaron mucho peso, y las probabilidades de infarto aumentaron de dos a tres veces. Sin embargo, este aumento de riesgo es menor entre las personas que hacen actividad física de manera regular. Es decir, que si se comienza a hacer ejercicio moderado a intervalos constantes, se puede luego pasar al ejercicio intenso con menor riesgo.


De cualquier manera, hay otras precauciones que se pueden tomar para evitar un ataque al corazón durante el entrenamiento, y mantener los beneficios que este proporciona a nuestro organismo. Primeramente es recomendable consultar con un médico antes de practicar cualquier deporte o rutina de ejercicio, especialmente si se es mayor de 45 años o se sufre de sobrepeso o alguna condición cardiaca.

También es recomendable evitar empezar con una rutina pesada cuando no se está acostumbrado a ejercitarse. Si solo es posible ejercitarse los fines de semana, tampoco se debe llevar un tipo de deporte o ejercicio extenuante. Asimismo, se recomienda no hacer ejercicio hasta 3 horas después de comer, o en días demasiado calurosos, y no olvidar los ejercicios de calentamiento y estiramiento previos a la actividad física.

Compartir este artículo