¿Por qué practicar musculación en parejas?

Entrenar con un compañero tiene una serie de ventajas sobre el entrenamiento por cuenta de uno mismo. Una de ellas es la motivación. Es posible que uno pierda las ganas rápidamente si entrena solo, sobre todo si es principiante y los ejercicios parecen muy difíciles. Entrenar con un compañero permitirá que se empujen mutuamente y no abandonen el régimen.

También permite que el ejercicio adquiera un valor lúdico y recreativo. De esta manera, el ejercicio puede ser también un espacio para compartir y divertirse. Otra ventaja de hacer ejercicios de musculación en pareja es que se necesita menos material específico para esta actividad.


Esto se debe a que el compañero puede hacer resistencia para el esfuerzo de los ejercicios. Por otro lado, se requiere menos espacio para trabajar en parejas, de hecho, la mayoría de ejercicios se pueden realizar en un espacio no mayor a 2 metros cuadrados. También está la ventaja de poder corregirse y apoyarse mutuamente en la realización correcta de los ejercicios.

Otra ventaja es poder pasar de “profesor” a “alumno” en la realización de los ejercicios de musculación. Esto permite comprender mejor la dinámica y la técnica de estos, además de poder controlar mejor al compañero y aprender de sus errores.

Compartir este artículo