¿Por qué no debemos correr si estamos cansados?

Los entrenadores coinciden en que es negativo realizar actividad física y practicar deportes si nos encontramos cansados. Esto se debe a que nuestro cuerpo se encuentra en un proceso de recuperación, el cual no es conveniente interrumpir de manera forzosa.

En el caso del entrenamiento de carrera resulta aún más contraproducente, puesto que la fatiga impide que los músculos se encuentren preparados para afrontar el esfuerzo, quedando más expuestos a una serie de lesiones, que pueden afectar desde el tobillo hasta la cadera.


Incluso, si hablamos de corredores profesionales que siguen ritmos de entrenamiento intensos o complementarios, corren el riesgo de sufrir lesiones de espalda, como la desviación de la columna o contracturas musculares.

En el atletismo el proceso de recuperación es particularmente importante. Entre cada sesión de entrenamiento se debe dejar entre uno a dos días de reposo antes de retomar la rutina. Si vas a seguir un sistema de entrenamiento intenso, hazlo bajo la supervisión de un entrenador personal.

Compartir este artículo