Pierde peso rápido con la dieta disociada

La dieta disociada se caracteriza por ser un régimen nutricional que no excluye ningún  tipo de alimento, sino que por el contrario plantea una forma de ingerirlos inteligentemente.

En tal sentido, la dieta disociada sugiere comer un tipo de alimento específico por día, sin limitar la cantidad del mismo. Por ejemplo, si escogemos carnes, lácteos o verduras, debemos repetir el mismo tipo de alimento en las tres comidas básicas.


Un modelo estándar de dieta disociada está compuesto de la siguiente manera: Lunes – frutas, martes – huevos, miércoles/ lácteos, jueves – carnes, viernes – verduras, sábado – queso y domingo – pescado.

Cabe resaltar, que la dieta disociada tiene como objeto el perder peso rápidamente, por lo que debe practicarse durante periodos breves, en función a resultados concretos y no de manera permanente.

Compartir este artículo