No importa tu edad, siempre es bueno practicar artes marciales

Existe una creencia común, según la cual se debe empezar a practicar artes marciales desde niño, y que no vale la pena empezar un entrenamiento de este tipo durante la vida adulta. Sin embargo, esta idea es errónea, ya que cualquier persona puede iniciarse en el entrenamiento de artes marciales si le pone suficiente empeño y dedicación.

Siempre es bueno recordar los beneficios que tiene la práctica de las artes marciales, como una manera de motivar a personas que deseen practicarlas. Una rutina constante de entrenamiento proporciona mayor fuerza, resistencia y flexibilidad. Permite tonificar y formar diversos músculos del cuerpo y ayuda a descargar el estrés.


Además, la persona que decida entrenarse en artes marciales puede adquirir algunas cualidades como el respeto, el honor, el compañerismo y el desarrollo de la personalidad, características de las artes marciales tradicionales. En todas las disciplinas se adquiere también concentración, disciplina y autodominio.

Para los adultos, es necesario poder practicar una actividad que permita que el cuerpo esté en constante movimiento, con el fin de mantener la figura, evitar subir de peso y mejorar el estado de salud en general. Las artes marciales son ideales para lograr estos fines. Por último, recuerda que artes marciales no implican necesariamente combatir durante mucho tiempo. Por ejemplo, el Tai Chi es una disciplina que involucra movimientos corporales suaves pero se usa cada vez menos para combatir.

Compartir este artículo