Movimientos básicos qué aprender en el spinning

Te presentamos los cinco movimientos básicos que debes aprender si quieres empezar a ejercitarte con el spinning:

Sentado Plano: Es la posición común y te ayuda a tener resistencia. Consiste en estar sentado con el brazo levemente flexionado y las manos apoyadas sobre el manubrio del spinning a una distancia aproximada de 10 cm.

Parado Plano: Pon los pies en los pedales y levanta tu cuerpo en posición casi vertical; ya que, tus gluteos deberán rozar la punta del asiento del spinning. Los brazos tenlos levemente flexionados y apoya tus manos sobre el manubrio a una distancia aproximada de 25-30 cm. Con esta posición ejercitas los músculos inferiores de las piernas. Es recomendable practicarlo a una resistencia liviana.


Saltando: En esta posición tu cuerpo debe tener una contínua elevación sobre el asiento. Tu cuerpo debe estar al centro de la bicicleta de spinning y tus manos ligeramente apoyadas sobre el manubrio. Lo ideal es guardar una distancia de 25-30 cm aproximadamente. Ojo: los pies siempre deben estar en los pedales y a un ritmo ligero; pero continúo.

Sentado Ascendiendo: Es como si quisieras dar un "empujón" en cada pedaleada del spinning. Siéntate a totalidad y ten los brazos ligeramente apoyados sobre el manubrio; pero mantenidos en forma curva. La resistencia debe ser mediana.

Parado Ascendiendo: Es la posición de “escalada”. Es recomendable realizarla cuando ya tienes destreza en el spinning, ya que tu cuerpo deberá esforzarse más en tener equilibrio y resistencia. Esta última debe llegar a 20-25 metros por minuto.

Compartir este artículo