Mitos para no engordar luego de la cena de Año Nuevo

La llegada del Año Nuevo no solo trae consigo el festejo, también la buena comida. No te prives del gusto de comer al creer en los mitos para no engordar luego de la gran cena de Año Nuevo. Solo come con moderación, digiere bien los alimentos, toma agua caliente - o tibia- al terminar de comer  y no hagas combinaciones extremas.

Aquí te brindamos los principales mitos que se dicen y hacen para no engordar luego de la gran cena de Año Nuevo:

  • Mejor llega a la cena en ayunas: Falso. El no consumir alimentos previos a la gran cena de Año Nuevo solo te provocará un hambre excesivo por la comida. Mejor consume alimentos ligeros, como frutas o cereales.


  • Las sopas te ayudan a aguantar el hambre: Verdad a media. Generalmente, las sopas y cremas de fin de año son altas en grasas, aportando a tu cuerpo muchas calorías; sin embargo, si preparas una sopa de dieta o desgrasas la sopa normal ante de calentarlas podría ser una buena alternativa contra el hambre.
  • Mejor come palitos en vez de pan: Error. Tanto los palitos como el pan son alimentos ricos en grasas. Si quieres acompañar tu cena de Año Nuevo con pan, elige una buena pieza de pan integral.
  • Toma vino tinto, pues este no engorda: Verdad a medias. El vino tinto también aporta calorías. Solo que la cantidad es más ligera que el vino blanco. Lo recomendable es beber solo 2 copas en la cena.
  • Consume postres menos calóricos: Verdad a medias. Los pasteles, helados y dulces varían en ingredientes y procedimientos, pero generalmente todos tienen alto nivel calórico. No obstante, si eliges postres que solo tengan como ingredientes frutas y yogurt light podrías bajar unos puntos del nivel calórico.
  • Compartir este artículo