Los dientes, en peligro con las isotónicas




bebidaLas bebidas isotónicas aseguran la reposición de las sales minerales y el agua que se han perdido mientras la persona ha estado realizando ejercicios, mediante sus tres componentes principles: agua, hidratos de carbono y sales minerales. Algunas, además, también incorporan otros elementos como el ácido cítrico, un aditivo capaz de producir hipersensibilidad dental e incluso caries, según un estudio realizado en la Universidad de Nueva York.

Según los expertos, todos los ácidos atacan al esmalte, un tejido más duro que los huesos que recubre la corona de los dientes para protegerlos de las agresiones externas. Primero lo desmineralizan y cuando lo desgastan completamente, la capa que se encuentra debajo, la dentina, queda al descubierto. "Ésta es más blanda y, a diferencia del esmalte, tiene terminaciones nerviosas, por lo que, al quedar expuesta es más fácil que se produzca hipersensibilidad en encías y dientes (molestias al tomar algo frío, morder algo duro...)", argumentaba el presidente de la Asociación Profesional de Dentistas, Carlos García Álvarez, en la última junta realizada.

Por fortuna, en España, el uso de este tipo de bebidas no está tan generalizado como en otros países. Y es que, aunque la saliva ayuda a neutralizar el efecto de los ácidos de los alimentos que nos tomamos, un consumo excesivo puede hacer que nuestro sistema se vea sobrecargado, y que nuestros dientes se vean afectados.

La clave: el ph bajo que las bebidas isotonicas tienen. Y es que a menor ph, más afectadas pueden verse nuestras dentaduras si no hacemos un uso responsable de las mismas...

Compartir este artículo