La retención de líquidos causa obesidad

La obesidad como consecuencia de la retención de líquidos es un fenómeno bastante común, el cual es el motivo del fracaso de muchas dietas que intentamos seguir.

Esta retención de líquidos, es un trastorno del metabolismo, que puede producirse por diversos motivos.




A nivel nutricional encontramos causas concretas, como una dieta alta en grasas, sodio, bebidas alcohólicas y una deficiente hidratación. Asimismo, situaciones de tensión y cuadros de estrés constantes, van a favorecer la retención de líquidos.

En el caso de las mujeres, encontramos que al llegar a la menopausia se producen cambios hormonales que pueden afectar la eliminación natural de líquidos. Por otro lado, este problema también es frecuente en personas que sufren de enfermedades cardiovasculares e hipertensión arterial.

Los síntomas más comunes de la retención de líquidos son la hinchazón de abdomen, piernas y manos y la inflamación de labios y párpados. Igualmente, el subir de peso sin haber aumentado la cantidad de alimentos que ingerimos, es un síntoma bastante frecuente.

Compartir este artículo