La pliometría

Dentro del campo del entrenamiento físico, nos referimos a pliometría como un tipo de contracción muscular, en el que la fuerza ejercida por el músculo es menor que la carga que se le opone.

Podemos aplicar satisfactoriamente la pliometría a los brazos y piernas, usando la energía que se acumula en los músculos. El ejercicio pliométrico más común y sencillo, consiste en saltar flexionando las piernas al momento de caer.


Existen variantes que se pueden practicar en grupo, como el lanzarnos un balón desde la altura del pecho, manteniendo entre dos a cuatro metros de distancia entre cada participante. El darle botes a la pelota sujetándola con ambas manos, también será una forma de aplicar la pliometría.

Si contamos con los implementos y el espacio necesario, podremos ejecutar ejercicios más audaces y completos, como los circuitos de saltos en taburetes o las flexiones musculares con  la ayuda de elásticos fijados en el techo.

Compartir este artículo