Flexiónate parado sobre tus manos para tonificar tus hombros

Estas flexiones ayudan a desarrollar mejor los hombros, brazos y espalda. Te permiten formar los músculos del cuello y agrandar los tríceps de los brazos. Además construyen músculos más gruesos en la espalda y tienen un efecto sobre los abdominales.

Para empezar, te recomendamos que hagas de 5 a 10 series,  con un máximo de 10 flexiones cada una. Apoya tus pies sobre la pared y que tus manos también estén lo más cerca posible a esta pared. Empieza manteniéndote flexionado por 5 segundos. Con el tiempo, llegarás a estar flexionado hasta por 30 segundos.


Luego puedes comenzar a hacer flexiones descendiendo solo la mitad o la cuarta parte de la distancia entre tu cabeza y el piso. Para ello, coloca objetos como cajas o libros debajo de tu cabeza. Empieza poco a poco, pero ten como meta hacer de 30 a 50 flexiones en una sesión de ejercicios, para lo cual puedes realizar 10 series de 3 a 5 flexiones.

Posteriormente, coloca tus manos encima de un objeto como una caja, de manera que las manos no estén a la altura del piso. En esa posición puedes hacer 10 series de 3 a 5 flexiones, o una cantidad distinta de series y flexiones, teniendo como meta realizar de 30 a 50 flexiones en total durante una rutina.

Compartir este artículo