Fitness para mamás




head_anneLas mujeres que dan a luz, al margen de cuanto hayan subido de peso durante el embarazo, sufren alteraciones radicales en su organismo. Para que cualquier mamá pueda estar en forma, es necesario combinar una dieta saludable con mucho ejercicio.

La rutina de ejercicios debe iniciarse previa consulta con su doctor. En el caso de las mujeres que han dado a luz naturalmente, lo primero será ocuparse de la parte baja de la pelvis. Para tonificar esa zona, se requerirá realizar ejercicios gimnásticos, que consisten en contraer, apretar y subir la zona anal, vaginal y uteral.

Estos ejercicios pueden realizarse parada, recostada o sentada. Para reforzar los músculos pélvicos, será conveniente trabajar el abdomen y los pectorales. Asimismo, es recomendable añadir a la rutina diversos estiramientos para tonificar el busto. 

De encontrarse en estado de lactancia, se debe tomar mucha agua mediante sorbos, durante el ejercicio y al terminarlos. En el caso de las mujeres que han sido sometidas a una cesárea, no es recomendable empezar los ejercicios hasta tres meses después del parto.

Compartir este artículo