Factores por los que subimos de peso sin comer más I

Muchas veces la cantidad de comida que ingerimos no es el factor principal por el que subimos de peso. Nuestros hábitos diarios, tanto en el aspecto nutricional como en la vida misma, pueden ser los causantes de esos kilos de más.

En primer lugar, tenemos la falta de sueño. Las personas que padecen de insomnio o simplemente no descansan lo suficiente, sufren desequilibrios hormonales que tienden a reducir la sensación de saciedad, afectando la digestión y reduciendo la quema natural de calorías.


Si la falta de sueño se debe a un cuadro de estrés, es posible combatirlo con técnicas de relajación y actividad física. De tratarse de un desorden del metabolismo, lo mejor será consultar con un médico.

Otro factor clave es la ansiedad. Aunque en ocasiones nos lleva a comer de más, el principal riesgo es que suele alterar el contenido de nuestra dieta, siendo muy común en las personas ansiosas la ingesta de dulces y grasas. En tal caso, lo mejor que puedes hacer es optar por frutas o verduras cuando sientas deseos de comer por ansiedad.

Compartir este artículo