Evita subir los kilos perdidos

Para estar en forma no solo basta con perder los kilos de más, sino con mantenernos en nuestro peso ideal, de manera permanente. Este objetivo puede resultar bastante complicado para muchas personas que desconocen ciertos factores claves de la alimentación.

Un error muy frecuente que se comete para evitar recuperar el peso perdido, es el no ingerir alimento alguno por las noches.

Esta táctica se encuentra condenada al fracaso, debido a que es inevitable que el hambre se acumule, forzándonos a comer de más durante la siguiente comida.


Opta por una cena ligera (evita las calorías) y toma un buen desayuno al empezar el día.

El alcohol, junto a las gaseosas y los refrescos artificiales, contribuyen significativamente a subir de peso, de modo que si quieres mantenerte en forma haz del agua tu mejor amiga. Dos litros por día te ayudarán a limpiar el organismo e hidratarte adecuadamente.

Al momento de elegir tus alimentos diarios, inclínate siempre por las frutas, vegetales y fibras, prescindiendo, dentro de lo posible, de las frituras y los congelados. Finalmente, no descuides la actividad física, la cual será indispensable para mantener esa figura que tanto te costó conseguir.

Compartir este artículo