Evita las rozaduras al correr

Pocos ejercicios se caracterizan por ser tan sencillos y útiles como el correr. No obstante, esta actividad física no se encuentra libre de ciertos inconvenientes comunes, como lo es la rozadura de las extremidades.

Aunque parezca algo mínimo, el roce de las rodillas o codos al momento de correr, puede ser motivo de lesiones leves y resultarnos muy perjudicial durante una competencia. Siguiendo estos sencillos consejos que te brinda enervizante, podrás evitarlas fácilmente.


Primero asegúrate de llevar ropa que absorba adecuadamente el sudor. La ropa que tiende a quedarse mojada facilita las rozaduras. Igualmente, es oportuno que la ropa que llevemos sea elástica, sin que nos apriete o nos quedé muy holgada.

El uso de vaselina en talones, pezones y debajo de los brazos, lubricará la piel, protegiéndola de posibles rozaduras. También, es recomendable cubrir las zonas más expuestas con bandas adhesivas para evitar el contacto frecuente de la ropa con la piel.

Compartir este artículo