Equilibrio y fuerza con el bodyflow

El bodyflow es una técnica nueva que reúne los principios del yoga, el Tai Chi y el Pilates. Se encuentra orientado al desarrollo de la fuerza y la flexibilidad del alumno, combinando movimientos y estiramientos con técnicas de respiración.

Las sesiones de bodyflow van acompañadas por música y coreografías que brindan una sensación de relajo y equilibrio en el alumno, aliviando los síntomas del estrés. Una sesión típica de bodyflow dura alrededor de 55 minutos. Se divide en dos partes: una de ejercicios de 45 minutos y la otra de meditación de 10 minutos.


La parte de ejercicios, generalmente se inicia con movimientos de Tai Chi, seguidos por posturas de yoga y técnicas de Pilates. Esta combinación de ejercicios tiene como objeto tonificar los principales grupos musculares y desarrollar la flexibilidad.

La última parte de la sesión, es dirigida por un entrenador o instructor, que junto con la música, ayudan a relajar al alumno, tanto física como emocionalmente.

Compartir este artículo