Entrenamiento de Alta Intensidad, solo para exigentes

El entrenamiento de alta intensidad (o HIT como se le conoce por sus siglas en inglés), es un tipo de entrenamiento de musculación que tiene un nivel de exigencia bastante elevado. Por ello, y por la complejidad de algunas de las técnicas que se utilizan, el HIT requiere una experiencia previa en fitness y musculación, por lo que no puede ser practicado por todos.
El HIT está orientado a mejorar la musculatura por medio de repeticiones para lograr la hipertrofia muscular, es decir, el daño temporal y momentáneo de los músculos. Con un ejercicio practicado en series, el músculo se atrofiará pero la recuperación que se da en el descanso terminará fortaleciéndolo y aumentando la masa muscular.



El entrenamiento en el régimen HIT se da por lo general de una a tres veces a la semana, en sesiones de 60 a 90 minutos. Tradicionalmente se busca entrenar todos los músculos en cada sesión, o se entrenan los músculos superiores un día y los músculos inferiores en otra sesión. La esencia del HIT es hacer repeticiones lentas y concentradas, y necesariamente se debe llegar al fallo muscular en la última repetición.
Los movimientos también deben ser estrictos, no se permite en ningún caso balancear las pesas, impulsos o rebotes. También se puede hacer una secuencia de 3 segundos de movimiento positivo, un segundo de contracción total, 4 segundos de movimiento negativo y un segundo de descanso, para garantizar que se pueda lograr la hipertrofia muscular.

Compartir este artículo