El Ramadán, un inconveniente para los deportistas




ramadan

Las personas que profesan la fe musulmana tienen que cumplir una serie de obligaciones de manera muy escrupulosa. Durante el mes que dura el Ramadán, los musulmanes no pueden ni comer ni beber mientras el sol está en lo alto, por lo que solo pueden alimentarse e hidratarse durante las horas de oscuridad.

Para un deportista, el Ramadán es un inconveniente. Practicar un deporte durante ese periodo de tiempo puede ser perjudicial para la salud, ya que la persona no se encuentra en condiciones óptimas. Además, las altas temperaturas del verano agravan la situación.

Peor aún es para los deportistas profesionales, ya que se deben a su trabajo. Los que viven en países donde el musulmán es una religión minoritaria -como es el caso de España- optan por seguir un Ramadán más suave y compensarlo más tarde. Evidentemente, esto no sería posible en países donde está mucho más arraigado, como puede ser Marruecos o Egipto.

Los barcelonistas Eric Abidal y Yaya Touré son buenos ejemplos de deportistas que siguen parcialmente el Ramadán, ya que pueden beber hasta 23 litros de agua. En cambio, Seydou Keita procura llevarlo a cabo a rajatabla, pese a que en este año 2009 el día es mucho más largo que la noche, haciéndolo más complicado.

Entre los aficionados, los entrenadores y los deportistas surge la duda de la convenciencia de que los profesantes al Musulmán realicen un deporte durante este periodo. Hay casos de deportistas en los que el rendimiento no decrece porque hacen un esfuerzo extra para cumplir con su profesión y su religión. Es el caso del ya retirado Kaleem Olajuwon, que se encuentra entre los 50 mejores jugadores de la NBA habiendo cumplido con su obligación de ayunar en Ramadán. Sin embargo, también está el caso de otras personas que no pueden estar en activo durante este periodo.Es por esto que en un reciente partido entre el Inter de Milán y el Bari, el entrador del primero, José Mourinho, retiró al musulmán Mutari. "Tenía tenía problemas relacionados con el Ramadán. El ayuno no es lo mejor para un futbolista, y menos con tanto calor” dijo al respecto.

Etiquetas religión

Compartir este artículo