El Nordic Walking y sus beneficios

El Nordic Walking es un sistema de entrenamiento outdoor similar a la caminata pero más intenso, que se efectúa con la ayuda de una par de bastones, los cuales contribuyen a ejercitar brazos y tronco.

Es considerada una actividad revolucionaria ya que involucra trabajo cardiovascular, coordinación, movilidad y el entrenamiento del 90 % de los músculos.




Los especialistas sostienen que el Nordic Walking es un ejercicio intermedio entre el atletismo y la caminata, que no daña las articulaciones. Además, es ideal para combatir los síntomas del estrés, porque se puede practicar al aire libre y en grupo.

Las personas que sufren de obesidad suelen preferir este método porque les permite quemar entre un 40 y 60 % más de calorías que con la caminata, sin necesidad de correr. De igual manera, el uso de los bastones servirá para mejorar nuestra postura, aliviando los dolores de espalda.

Como complemento de otras actividades físicas, es recomendable practicarlo dos o tres veces por semana.

Compartir este artículo