El entrenamiento en el automovilismo

El estar sentado en la cabina de un auto de carreras todo el tiempo, no significa que el piloto profesional no requiera de un programa de entrenamiento intenso para encontrarse en la forma que el deporte lo exige. Por tal razón, el piloto de carreras lleva a cabo sesiones de fitness que abarcan ejercicios de fuerza, velocidad, flexibilidad y resistencia, así como un poco de mental fitness. Debido a la tensión, deshidratación y riesgo, el automovilismo puede llegar a representar un mayor desgaste físico que la práctica de fútbol.


Compartir este artículo