El entrenamiento a los 40

Es bien sabido que nunca es tarde para estar en forma y mejorar a su vez nuestra condición física. En el caso de las personas que bordean o superan las cuatro décadas, la actividad física les resultará particularmente beneficiosa, ya que según los especialistas, es a partir de esa edad que empiezan a aparecer los problemas musculares de consideración.

No obstante, el evitarlo resulta más sencillo de lo que se cree, si se dispone de un poco de fuerza de voluntad. Por ejemplo, el realizar 30 minutos de actividad aeróbica, tres veces por semana y comer de manera más sana hará mucho por mantenernos vitales y sanos.


Y si además de eso, deseas modelar la figura agrégale a la rutina unos minutos más de ejercicios de tonificación con cargas livianas.

Asimismo, resultará conveniente aprovechar en realizar la mayor cantidad de caminatas posibles, como una forma de mantenerse en forma y combatir la costumbre de la vida sedentaria. No pierdas más tiempo y ponte en movimiento.

Compartir este artículo