El consumo excesivo de proteínas hace daño

A diferencia de los hidratos de carbono, la combustión de las proteínas es más compleja; por lo que produce residuos metabólicos que son tóxicos para el organismo.

En el afán de ganar mayor masa muscular, muchos basan su alimentación en el consumo solo de proteínas y fibras. No cometas ese error. El cuerpo necesita una “dieta equilibrada” para desarrollarse.

Aquí algunos malestares que causa el exceso de proteínas en tu alimentación:

  • Sobrecarga el trabajo del hígado y los riñones.
  • Hace que el estómago segregue una excesiva cantidad de ácido.


  • Gracias a los dos  anteriores malestares, la persona puede presentar diversas enfermedades del hígado, arterias y articulaciones, y hasta el temido cáncer de colon.
  • Puede causar descalcificación ósea.
  • Debido a una excesiva pérdida de líquidos favorecer a la deshidratación en la persona.
  • Aumenta el calor corporal.
  • Envejecimiento prematuro.
  • El aliento desagradable con un olor similar al del amoniaco.
  • A largo plazo, provoca cansancio y decaimiento.

Compartir este artículo