Ejercicios para los oblicuos II

Para complementar nuestra rutina de tonificación de los oblicuos, realizamos encogimientos echados sobre una colchoneta. Las piernas deben flexionarse hacia un lado y las manos las entrelazamos alrededor de la nuca.

La acción consiste en elevar la parte superior del tronco, como si estuviéramos haciendo abdominales convencionales. Ten presente que el movimiento debe ser suave y las manos solo deben acompañar al cuello, sin llegar a  empujarlo.




También podemos trabajar los oblicuos con la ayuda del fitball. Nos apoyamos lateralmente sobre el balón, a la altura de la parte inferior del tronco, con los pies cruzados y las manos entrelazadas alrededor de la nuca.

El ejercicio consiste en inclinar y levantar la parte superior del cuerpo, como en los abdominales laterales, mientras que las piernas permanecen inmóviles.

Luego nos ponemos de pie con las piernas separadas, para realizar el press pallof. Este ejercicio semi isométrico consiste en realizar flexiones de brazos, con las manos entrelazadas alrededor de una polea. Al momento de estirar los brazos, la posición debe mantenerse durante unos segundos, antes de efectuar la flexión.

Compartir este artículo