Ejercicios isométricos para los abdominales

Los ejercicios isométricos no suelen ser muy populares a la hora de tonificar o marcar abdominales, sin embargo, su efectividad es respaldada por numerosos deportistas y entrenadores.

Para endurecer los abdominales con técnicas isométricas, nos colocamos en una posición similar a la de hacer planchas, pero apoyándonos con la totalidad de los antebrazos y manteniendo las manos estiradas.




Paralelamente, nos apoyamos con la punta de los pies, para que el cuerpo esté ligeramente separado del piso. El ejercicio consiste en mantener la posición un mínimo de 30 segundos, a un máximo de dos minutos.

Este ejercicio, aparentemente sencillo, representa un entrenamiento intenso que trabaja toda el área abdominal, y parte de los brazos, hombros y glúteos. Una vez finalizado el ejercicio, descansa unos segundos antes de repetirlo. Puedes realizarlo las veces que desees, sin llegar a fatigarte demasiado.

Este ejercicio puede intensificarse aún más si adelantamos los codos, aumentando el esfuerzo de los abdominales por sostener el peso del cuerpo.

Compartir este artículo