Ejercicio fácil de relajación

Un ejercicio sencillo que puede ayudarte hasta en los momentos más duros del trabajo. Si eres de las personas que vive el estrés, presta atención:

  • Ponte ropa súper cómoda y descálzate
  • Si llevas el pelo recogido, suéltalo.
  • Ahora, suavemente gira primero los pies, luego las manos y finalmente la cabeza. Si tienes problemas cervicales, no lo hagas


  • Después, túmbate en la cama o el sofá y apaga la luz.
  • Si quieres, puedes poner música relajante y unas luces tenues para que creen el ambiente de tranquilo.
  • Trata de estirar todo tu cuerpo boca arriba. Busca la postura que te ayude a sentirte lo más cómodo posible.
  • Y recuerda un instante agradable de tu vida o simplemente trata de no pensar: mente pura.
  • No te olvides de la respiración: despacio y pausada.

Compartir este artículo