Disfruta de las verduras sin problemas

Los beneficios de incorporar verduras a nuestra dieta diaria son bastante conocidos. Aparte de proporcionar diversas vitaminas y nutrientes, contienen una cantidad importante de fibra, que ayuda a mejorar el proceso digestivo y la evacuación de desechos. Asimismo, tienen una baja cantidad de calorías, lo que las hace un elemento fundamental en cualquier dieta para bajar de peso.

Sin embargo, muchas personas tienen problemas para agregar más verduras a su dieta. Uno de los principales motivos es el sabor de los vegetales. Hay que reconocerlo, a pocas personas les brillan los ojos cuando se enfrentan a la posibilidad de comer verduras. Para remediar esta situación y aumentar el atractivo de las verduras, una opción es presentarlas de tal manera que sean vistosas y agradables a la vista.


También es recomendable evitar la rutina, y variar el tipo de verduras que se consumen diariamente, ya que comer lo mismo durante mucho tiempo terminará por aburrirnos y alejarnos del consumo de verduras. Se recomienda alternar verduras frescas con verduras congeladas o sancochadas.

También funciona servir las verduras en el mismo plato que la comida principal, sobre todo si esta contiene carne. Esto muchas veces ayuda a disimular el sabor no tan agradable de las verduras. Finalmente, no siempre es necesario comer las verduras en ensaladas, también se pueden preparar purés y pasteles, o colocarlas como parte de un relleno.

Compartir este artículo