Diferencias nutricionales entre almorzar y cenar

Aunque en ocasiones comamos lo mismo en el almuerzo y en la cena, existen diferencias nutricionales destacables entre ambas comidas. A nivel metabólico, nuestro organismo digiere de manera natural la comida durante la tarde.

En tal sentido, encontramos que el caminar o subir escaleras después del almuerzo puede alterar negativamente la digestión. La mayoría de nutricionistas coinciden en que lo más conveniente es esperar por lo menos media hora antes de realizar actividades físicas.



En el caso de la cena, la situación cambia porqué nuestro metabolismo trabaja de manera más lenta y el consumo de calorías es menor. Por tal aspecto, encontramos que después de la cena sí resulta conveniente efectuar actividades físicas, con el objeto de acelerar el metabolismo y quemar una mayor cantidad de toxinas.

Asimismo, es conveniente evitar que la cena sea una repetición del almuerzo. Si por cuestión de tiempo debes repetir el mismo plato, procura comer la mitad por la noche y complementar con fruta de quedarte con hambre.

Compartir este artículo