Costumbres saludables para tu alimentación

Alimentarte correctamente requiere de aprendizaje, disciplina y amor a sí mismo. Si quieres cambiar el mal hábito alimenticio o el desgano al comer, presta atención a estos consejos:

  • Lleva una vida más activa: Tener que trabajar o estudiar, no significa dejar de lado el deporte. Un día a la semana o de forma esporádica, el deporte te ayudará a mantener la lozanía de tu cuerpo y límpiará tu mente del estrés.
  • Dedica tiempo a tu almuerzo: Igualmente, las responsabilidades generan los problemas en tu alimentación. Bien, puedes elegir una dieta especial si tienes una agenda muy recardada.
  • Disminuye el consumo de grasas trans: Evita las bollerías, los precocinados y los "snacks". Además de engordarte, son muy perjudiciales para el corazón.


  • Reduce el azúcar: Ya sea en bebidas o en alimentos.
  • Consume menos sal: La sal es enemiga principal del corazón, los riñones, el hígado y los huesos. Evita su excesivo consumo.
  • Come frutas entre horas: Lo saludable es comer tres raciones de fruta al día. Ellas nos aportarán vitaminas y minerales. Su consumo ayuda a compensar el hambre.
  • Come pan integral: Te ayuda a complementar una comida pobre en hidratos.
  • Come frutos secos al día: Ellos te brindarán calorías que te servirán como fuente de energía de tu día.
  • Reemplaza las proteínas animales por vegetales: Evita comer demasiada carne, prefiere a los vegetales, las legumbres y los cereales.

Compartir este artículo