Consejos para realizar los ejercicios de relajación

Tal como su nombre lo indica, el objetivo de estos ejercicios es la relajación del paciente. Para ello, no bastará únicamente con realizarlos, sino con estar predispuestos para asimilarlos, ya que guardan una estrecha relación con el estado emocional.

Lo primero es ubicar un espacio adecuado para llevarlos a cabo. Debe ser silencio y cálido, libre de interrupciones. Sólo si te hace sentir mejor, puedes colocar una música suave de fondo.


Es preferible empezar con ejercicios que se puedan realizar en posición horizontal sobre el suelo y con los ojos cerrados, para relajarnos con mayor rapidez. Luego podremos efectuar ejercicios sentados y de pie con los ojos abiertos.

Si los ejercicios no contribuyen a disminuir su ansiedad y malestar muscular, sino que por el contrario los aumentan, suspenda la rutina y consulte con un especialista sobre un tratamiento más adecuado.

Compartir este artículo