¿Cómo repartir la enegría durante el día?

Los alimentos son nuestra principal fuente de energía natural. El saber cómo distribuir los nutrientes que ingerimos durante el día nos permitirá estar más activos, evitar la fatiga y tener un mejor rendimiento físico e intelectual.

Los carbohidratos se caracterizan por ser los alimentos que mayor energía aporta al organismo, por tal motivo deben incluirse en las tres comidas básicas. Lo importante es que cada comida del día tenga una cantidad de nutrientes adecuada para las actividades que se van a efectuar.




En el caso del desayuno, es cuando más energías necesitaremos para empezar con energía el día y poderla mantener durante el transcurso de la jornada, ya sea en la oficina o en el gimnasio. Es necesario que todo desayuno contenga una cantidad generosa de vitaminas y proteínas, además de los carbohidratos.

El almuerzo no debe estar muy distanciado del desayuno para evitar comer en exceso. Durante esta comida es importante subir un poco el nivel de calorías, ya que es el momento del día en que más la necesitamos.

Por la noche recuerda que no necesitas demasiadas energías, de modo que puedes reducir sustancialmente el nivel de calorías y proteínas, que por el contrario dificultarán la digestión.

Compartir este artículo