Cómo recuperar el ritmo después de romper la dieta

Es común reaccionar con desconcierto y hasta con pánico al darnos cuenta de que se rompió la dieta.  Esto puede desanimar a algunas personas, que creen que no tiene la fuerza de voluntad suficiente para continuarla. Por ello, el abandono de la dieta y de la meta de verse bien y mejorar la salud, es bastante común.

Sí, es muy difícil para muchas personas continuar y no hacerle caso al cuerpo que reclama comer de más, pero es posible superar esa etapa y continuar con el esfuerzo. Primero, es necesario saber perdonarse a sí mismo y aceptar que no se puede hacer todo a la perfección. El continuar lamentándose solo contribuirá a bajar la autoestima y no solucionará nada.


Evita castigarte a ti mismo salteándote comidas para “compensar”. Lo que va a ocurrir es que tu cuerpo sentirá más hambre, y habrá más probabilidades de romper la dieta una segunda vez. En lugar de ello, trata de consumir raciones más pequeñas y con alimentos saludables que aporten menos calorías.

Si existe algún alimento que es realmente difícil ignorar, trata de adaptar tu dieta para que puedas incorporarlo en porciones pequeñas. De esta manera puedes seguir comiéndolo sin afectar mucho la dieta. Por último, recuerda siempre que todos cometemos errores y podemos romper la dieta en algún momento, lo importante es saber recuperarse.

Compartir este artículo