¿Cómo prepararse para entrenar en verano?

Para mantener un sistema de entrenamiento constante en las temporadas de verano, es necesario preparar a nuestro organismo para soportar la actividad física en tal circunstancia, de lo contrario nos veremos expuestos a una serie de dolores y lesiones.

La preparación empieza a fines de la primavera, durante los primeros días soleados. Temprano por las mañanas o en las tardes cuando baja el sol, dedícate a correr, mientras que en las horas de mayor calor realiza caminatas.


A partir de la segunda semana de acondicionamiento, puedes correr tramos cortos al medio día, prolongando poco a poco las distancias. Asimismo, es importante mantener una hidratación constante, cada 15 o 20 minutos de entrenamiento. Agregar una mayor cantidad de frutas y verduras a tu dieta, contribuirá en este aspecto.

Para evitar el riesgo de sufrir calambres como consecuencia de desgaste físico, realiza una breve rutina de ejercicios de estiramiento antes y después de la actividad física.

Compartir este artículo