¿Cómo ganar resistencia corriendo? II

Aunque correr sea considerado uno de los ejercicios de resistencia más eficaces, es indispensable que organicemos una rutina de trabajo enfocada en ganar resistencia y no correr libremente.

Si somos principiantes en este tipo de entrenamiento, podemos empezar la semana corriendo cinco kilómetros a un ritmo suave. El martes descansamos y  el miércoles combinamos un poco de trote lento, a manera de calentamiento, con cinco series de carrera intensa.




El jueves nuevamente descansamos para el viernes poder correr tres kilómetros y medio a un ritmo relativamente intenso. El fin de semana aprovéchalo para el descanso muscular.

Si te va bien con este sistema la primera semana, la siguiente puedes aumentar unos tres kilómetros a la actividad del lunes, unas tres series más a la rutina del miércoles y pasar a correr de tres kilómetros y medio a seis, los viernes.

A  partir de la tercera semana, ya es recomendable empezar a trabajar la resistencia los días domingos, corriendo cinco kilómetros cambiando de ritmo cada tres minutos.

Compartir este artículo