¿Cómo evitar el mal olor corporal?

El mal olor corporal es causado por la acción de microorganismos que están presentes en el sudor. Al secarse este sudor sobre el cuerpo, las bacterias se descomponen y emiten gases que son responsables del mal olor. El problema se amplifica en las zonas donde no entra luz, como los genitales y las axilas, ya que aquí se reproducen más rápido.

 

Hay que tener en cuenta que es imposible evitar sudar, casi en cualquier actividad e incluso durante el reposo, el cuerpo suda para expulsar toxinas. Sin embargo, el sudar no quiere decir que necesariamente vaya a haber mal olor, y este sí se puede evitar. La mejor solución es mantener el cuerpo limpio, y lavar constantemente con agua y jabón.




 

También se recomienda utilizar productos anti transpirantes y desodorantes. Los anti transpirantes cubren las glándulas sudoríparas para que el sudor no escape, y los desodorantes neutralizan el mal olor. Otra recomendación es mantener las axilas sin pelo, ya que este perjudica la acción de los desodorantes.

 

Otra recomendación es utilizar ropa que permita una mejor ventilación de la piel, como el tejido de algodón. Mantener la piel ventilada evita que las bacterias se reproduzcan rápidamente como ocurre con la ropa de poliéster. Asimismo, es recomendable no utilizar talco en las axilas, y evitar consumir en exceso alimentos como la cebolla y el ajo, que también tienen un efecto sobre la piel.

Compartir este artículo