Comida rápida y sana




comida_sana_rapida-300x233Comúnmente, la comida rápida o fast food está asociada al exceso de grasas saturadas y calorías desmedidas. Aunque esta percepción no carece de fundamentos, lo cierto es que la comida rápida no tendría porque resultar perjudicial para nuestra salud, si la preparamos de una forma más sana.

En la actualidad, existen varios restaurantes alrededor del mundo que se han sumado a esta revolución del fast food, poniendo a disposición de sus clientes desde jugos hasta platos gourmet, pasando por una variedad de sándwiches, tan ricos como nutritivos.

Una pizza, por ejemplo, puede contener una serie de carnes, pescados, quesos y vegetales, que combinados balanceadamente la convierten en un alimento bastante completo. De igual forma, las hamburguesas preparadas en casa con poco aceite, son una buena alternativa de comida rápida y saludable.

Cabe resaltar, que de cualquier forma, este tipo de alimentos deben considerarse como una excepción dentro de nuestra dieta, más no como la base de ella.

Compartir este artículo