Comer papaya disminuye el riesgo de tener gastritis

Gracias a la enzima papaína, la papaya es una de las mejores aliadas para combatir los problemas de digestión. Su frecuente consumo disminuye el riesgo de tener gastritis.




Investigadores han descubierto que la papaína- también llamada papayotina- es una enzima que tiene similares componentes que la pepsina, la enzima de los jugos gástricos, y la tripsina, la enzima de los jugos pancreáticos. Por lo que,  ayuda a disgregar las proteínas evitando así la formación de gases y mejorando la digestión.

Anímate a comer papaya. Sea como entrada o postre, te ayudará a absorber mejor los alimentos de lenta digestión como las carnes, las salsas, las frituras y las pastas.

Compartir este artículo