Combate la tensión arterial alta con ejercicio

Uno de los puntos centrales para un buen  tratamiento contra la hipertensión o tensión arterial elevada, es el ejercicio físico. De hecho, algunos doctores colocan al ejercicio como parte de la prescripción médica que otorgan a los pacientes, como si fuera un medicamento más.

De hecho, mantener un ritmo de ejercicio físico regular puede hacer que la presión arterial baje un punto. Por ejemplo, puede disminuir de 16-10 a 15-9 una vez que el organismo se habitúe. Esto se debe a que el corazón se va acostumbrando a trabajar mejor luego de cada sesión de ejercicio, especialmente del tipo aeróbico.


Se puede explicar esta mejora en varios aspectos. Al entrenar el músculo cardiaco, este será capaz de movilizar una mayor cantidad de sangre con menos latidos por minuto, por lo que el pulso disminuirá y el corazón se cansará menos rápido. Además, las arterias coronarias, que son las encargadas de nutrir al corazón, se dilatan mejor y permite una mejora de todo el sistema circulatorio.

Además, existen otros beneficios que de manera indirecta mejoran a la salud del sistema circulatorio y el organismo en general. El principal beneficio es la pérdida de peso que se puede lograr, sobre todo si se combina con una dieta saludable. El ejercicio también se traduce en una disminución de los niveles de colesterol que beneficia la circulación arterial.

Compartir este artículo