Aumenta la flexibilidad en los brazos

Desarrollar la flexibilidad de los brazos nos permitirá desenvolvernos con mayor eficacia y evitar lesiones, dentro de las actividades cotidianas y en las rutinas de entrenamiento o prácticas deportivas.

Para desarrollar la flexibilidad en los brazos, basta con realizar algunos ejercicios sencillos, sin la necesidad de cargas adicionales.




Por ejemplo, para trabajar la flexibilidad en los bíceps, apoyamos la mano con los dedos hacia abajo contra la pared, procediendo a estirar el brazo hasta que quede completamente estirado a la altura del hombro.

El movimiento se repite estirando y flexionando, de manera que se puedan completar series y luego cambiar de brazo.  Una variante de este ejercicio consiste en flexionar un brazo por detrás de la cabeza, agarrando el codo con la mano opuesta.

La posición debe mantenerse unos segundos para trabajar también el área de los tríceps. Con dedicarle solo 10 minutos diarios, te encontrarás más protegido de afecciones comunes como la tendinitis o el codo de tenista.

Compartir este artículo