Aprovecha el año nuevo para cambiar tu rutina de entrenamiento

Series de entrenamientoCuando no seguimos una rutina de entrenamiento estructurada, corremos el riesgo de caer en la monotonía y repetir constantemente las mismas series de ejercicios, hasta que prácticamente dejan de sernos útiles.

El cambio de año, por ejemplo, es una buena ocasión para cambiar nuestro ritmo de trabajo físico. Variar nuestras series de entrenamiento ayuda a mejorar la potencia aeróbica y la resistencia muscular.




Antes de modificar tus series de ejercicios, debes considerar ciertos aspectos, como tu condición física, objetivos nuevos, periodos de descanso entre serie y serie, etc. Lo que nunca debes variar es el periodo de calentamiento, fundamental antes de cualquier actividad física.

Asimismo, es recomendable evaluar la dieta que llevamos y que tan beneficiosa nos ha venido resultando. Recuerda que en muchos casos, una mala nutrición es la responsable del fracaso de nuestra rutina de ejercicios.

Si has interrumpido tu entrenamiento durante los últimos días del año,  lo más recomendable es retomar las series que habías venido realizando, hasta recuperar tu nivel físico normal, y luego efectuar las modificaciones.

Compartir este artículo