Ai chi, el Tai chi del agua




aichiÚltimamente se está viendo una nueva  forma de practicar el Tai chi, pero el el agua; se trata del Ai Chi (traducido como la energía del amor).

Se coge lo mejor de cada método de la gimnasia; la flexibilidad y la fuerza del método pilates; la concentración de yoga; el ritmo y el movimiento del tai chi; el trabajo físico del aquagym; etc.

La práctica del Ai Chi se realiza en el agua con los hombros sumergidos y las rodillas dobladas, cediendo el cuerpo al agua. La respiración es de absoluta importancia, ya que los ejercicios vienen desde cada inspiración y cada espiración.

En cuanto a los beneficios: el más importante es que se mejora de manera espectacular la flexibilidad corporal. Además, mejora la salud y la vitalidad; rejuvenece el cuerpo y la piel; tonifica y masajea los músculos; estimula el sistema circulatorio y el metabolismo; sirve como un programa aeróbico suave; incrementa el consumo de O2; quema calorías; masaje de órganos internos con la respiración, por lo tanto mejora la eficiencia del hígado (desintoxicación); reduce estrés, ansiedad, fatiga, confusión, depresión, etc.; incrementa la atención mental; y mejora nuestro sentido de kinesia.

¿Por qué esperar para probarlo?

Compartir este artículo